Share Button

Una mañana de domingo, a orillas del río Guadalquivir (Sevilla), lancé el anzuelo del disparador y fui pescadora de imágenes.