Share Button

Regaría con mis lágrimas las rosas,

para sentir el dolor de sus espinas

y el encarnado beso de sus pétalos.

– Gabriel García Márquez –